En Internet todo es posible, incluso viajar a miles y miles de kilómetros con sólo hacer un clic.

Sé cuánto te gustaría que cualquier persona, desde cualquier lugar del mundo, pudiese escuchar lo que tienes que decir, supiese de ese proyecto tuyo en el que tanto cariño has puesto.

Sé también que es algo grande, algo que encanta, que emociona, ¿cómo no va a emocionar si has dado lo mejor de ti? Tú lo sabes, tus lectores lo saben, tu proyecto tiene alas y está listo para traspasar fronteras.

Pero tienes un problema, el idioma.

El inglés es la llave que podría abrirte las puertas del mundo. Y también sabes que tu blog o tu página web son tu carta de presentación, sólo hay una primera impresión. Por eso no puedes arriesgarte a estropearlo todo con una mala traducción. Has invertido demasiado tiempo en tu proyecto como para echarlo todo a perder de esa manera. No sabes muy bien a quién recurrir, es cierto que hay muchos traductores, pero… ¿en quién confiar? ¿a quién elegir? ¿entenderá mi proyecto creativo? ¿se implicará?

Si quieres, puedo ayudarte.

Llevo cuatro años trabajando como traductora en proyectos como el tuyo, tengo la formación y experiencia necesarias para acompañarte en este viaje y quiero que sepas que no voy a dejarte sola, si algo puedo prometerte es que me implicaré en tu proyecto al 100 %.

TE OFREZCO CUATRO SERVICIOS DE TRADUCCIÓN

¿Es tu blog tu forma de atraer a posibles clientes? Traduciendo tus publicaciones al inglés tendrás la opción de llegar a muchísima más gente en todo el mundo. Si me dejas acompañarte en este camino, no sólo traduciré los textos de tu blog, también te ayudaré siempre que lo necesites a comunicarte con tus nuevos lectores a través del correo electrónico durante todo un mes. Todos los textos serán revisados por Mara, traductora y revisora estadounidense, de esta forma nos aseguraremos de que su calidad sea perfecta, tanto en ortografía y gramática como en estilo, naturalidad y fluidez.

Tu página web es tu carta de presentación, la cara que muestras al mundo, quien trabaja por ti las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Por eso, si decides traducirla, ha de quedar perfecta. Me encargaré de pulir hasta el último detalle, contando como siempre con la ayuda de Mara. Pero tranquila, tampoco aquí voy a dejarte sola, durante un mes podrás también contar conmigo para solucionarte cualquier duda y para ayudarte a comunicarte con tus nuevos clientes. Y si después de ese tiempo aún me necesitas, podemos seguir colaborando, ¡déjame formar parte de tu equipo!

Tu tienda, tu escaparate. ¡Tradúcela y haz que tus productos viajen por el mundo! Me encargaré de que la traducción refleje la esencia y personalidad de cada uno de tus productos, de la manera más fiel posible. Como siempre, todos los textos serán revisados cuidadosamente por Mara, de esta forma nos aseguraremos de que la traducción sea 100 % perfecta.
Además, durante un mes dispondrás de mi ayuda para poder comunicarte con tus nuevos clientes, teniendo la seguridad suficiente para que seas capaz de hacer llegar tus productos muy, muy lejos.


Si lo que necesitas es que esté a tu lado ayudándote con los correos electrónicos y las comunicaciones por escrito con tus clientes angloparlantes o traduciendo los contenidos de tus redes sociales, también puedes contar conmigo. A la hora de lanzar tu negocio a un nuevo mercado, debes tener en cuenta muchos aspectos, como el tono que quieres dar a tu empresa o las distintas formas de comunicación según la red social. Estos factores pueden variar en los diferentes países y culturas.  Pagas una cuota mensual y… ¡ya estoy dentro! Trabajaremos codo con codo para hacer que tu mensaje llegue alto y claro.